25/12/12

Celtic V Racing Club - The Battle of Montevideo






"La Bad Boy Attitude no se improvisa. Es una forma de vida, un estatus envidiable al que unas pocas personas pueden acceder".
Jean- Philippe Bouchard. En el prólogo de su libro, "Los Bad Boys del fútbol."

Por: Edwin Medina S.



En 1967 el Celtic de Escocia sorprendió al mundo del fútbol al ser el primer equipo británico en ser campeón de la Copa de Europa venciendo al Inter de Helenio Herrera. Ese mismo año, a la izquierda del mundo, Racing Club de Argentina se coronaba campeón de América al vencer a Nacional de Uruguay.
El campeón de Europa y el campeón de América debían enfrentarse en lo que se denominaba la Copa Intercontinental y así resolver quién era el mejor del mundo.
luego de dos encuentros, uno en Glasgow  y otro en Buenos Aires, con victoria para ambos bandos, la definición se jugaría en campo neutro. El tercer choque se disputaría en el mítico Centenario de Montevideo Uruguay.
Los británicos habían librado ya bastantes guerras en la Vieja Europa, pero en América la cosa es diferente, tenían miedo, se les notaba en sus rostros. Los leones escoceses atravesaron el Río de la Plata, como si estuvieran cruzando el Río Flegetonte, ése que hacia parte de los siete infiernos de la Divina Comedia el cual era habitado por tiranos, asesinos y ladrones.
 Los escoceses sabían, que tal vez, estarían ante su último partido de fútbol, podrían recibir una patada alevosa de sus rivales y dejarlos sufriendo de dolor en el césped o recibir una pedrada en la cabeza de algún irracional hincha, de esos que abundan en masía  por esta parte del mundo.
El sur del continente no tuvo piedad con los visitantes de la isla, los insultaron, los golpearon, los abofetearon, los denigraron. Y al final, un gol del Argentino Cardenas les quitó la copa. Racing se coronaria campeón del mundo y los escoceses con su orgullo herido de vuelta a casa  a cubrir sus heridas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario