10/10/11

Argentina V Suecia. Mundial 2002. El maldito tiro libre de Svensson

Jugadores suecos festejando su pase a la siguiente ronda



"Este concierto se lo dedico a la señora Justicia en honor a las vacaciones que parece se está tomando y en reconocimiento al impostor que ha ocupado su lugar"
V (Hugo Weaving) En “V de Venganza” (2005) Dirigida por James Mcteigue.

Por: Edwin Medina.

¿Habrá existido alguna vez en la historia de la humanidad justicia? Tal vez sí, y  en varias ocasiones, pero no es el caso del fútbol, porque este deporte, es el único en el cual puedes hacer todo bien y no ganar.
El 12 de junio de 2002 por la primera ronda del mundial Korea-Japon, se enfrentaron los seleccionados de Argentina y Suecia.
En aquel entonces, la selección dirigida por Marcelo Bielsa era el mejor equipo del mundo. El onceno celeste era un derroche de valentía, buen juego, velocidad y precisión. 
Su debut en el mundial 2002 fue contra Nigeria. La celeste venció a los africanos jugando un mal partido. Su segunda salida fue contra los ingleses el cual terminó con derrota para los gauchos. De nada le sirvió a los argentinos tener el control de la pelota, del terreno y de las opciones más importantes, el equipo de Bielsa terminó perdiendo por la mínima diferencia contra la selección de los tres leones.
Así fue como la celeste llegó a su tercer encuentro de fase de grupos. Ni el más pesimista se imaginaba que la mejor selección del mundo quedara eliminada en primera ronda, a pesar de no jugar de la mejor manera. Por esa razón, Marcelo Bielsa optó por varios cambios, ya que no tenía otra opción si no vencer.
El partido dio inicio. Argentina azotó a Suecia durante los primeros 45 minutos, pero no logró anotar. El mensaje de intervalo sin duda debe haber sido que, si se mantienen jugando su fútbol como lo habían estado haciendo, los objetivos de clasificar se darían.
Cuando la segunda mitad se puso en marcha, Los argentinos  estaban visiblemente tensos, los gauchos no conseguían tener el mismo ritmo de la primera mitad, y fue así como recibieron un duro golpe. Un desconocido Anders Svensson marcó el que seguramente fue el gol más importante de su carrera. El seleccionado argentino necesitaba ahora anotar dos goles para clasificar. Ya en el remate del encuentro Hernán Crespo marcó el gol del empate. Los gauchos eran superiores en juego, pero no lograron anotar más goles. Increíblemente Argentina quedó por fuera del mundial. Algunos recuerdas aquel equipo de Bielsa como uno de los mejores de la historia y otros como el más grande un fracaso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario